Los Sami son indígenas del norte de Noruega. Conociendo su día a día, aprenderás a lanzar manganas para atrapara animales o a montar en trineos conducidos por renos.
Su cultura se ha desarrollado en el Norte de Escandinavia desde la llegada de sus primeros habitantes hace 11.000 años. Los Sami siempre han estado muy unidos a la naturaleza y viven en pequeñas tiendas (lavvo) y cabañas. Los rebaños de renos son también un componente esencial de sus raíces, incluso hoy en día, elemento crucial de su subsistencia ya que les proporcionan carne, pieles y transporte. Los viajes en trineo tirados por renos son muy populares en Finnmark durante el invierno.
los sami noruegos
Los viajeros podrán conocer también a este curioso pueblo a través de sus productos. Los Sami venden souvenirs muy variados: coloridos trajes locales, zapatos, sombreros, pieles de reno y artesanías de lana y cuero. Durante mucho tiempo, los Sami fueron un pueblo reprimido y su cultura estuvo en peligro de extinción. Hoy por hoy, continúan siendo un pueblo fuerte, más que otros muchos pueblos aborígenes del mundo. Tienen su propio día de la independencia y su propia bandera y parlamento. 
Otro elemento importante de la cultura Sami son sus variadas lenguas, muy diferentes al noruego, y el “joik”, el canto Sami tradicional. 
Mari Boine es una artista noruega famosa de descendientes Sami que ha ayudado a fortalecer sus raíces. Ella es un símbolo urbano del orgullo de la cultura Sami en la Noruega moderna. A la hora de crear su música, se basa en el folklore de sus orígenes y en los ritmos del norte de Escandinavia.
Hoy en día, los habitantes Sami viven en el área que se extiende desde Jämtlands Län en Suecia, atravesando el norte de Noruega y Finlandia hasta la Península de Kola En Rusia. 100.000 Samis viven a lo largo de este terreno, y casi la mitad de ellos se encuentra en Noruega. 
Para poder experimentar la cultura e historia Sami, puedes dirigirte al Parque Cultural Sápmi. Este centro es un lugar agradable en el que podrás conocer el canto típico Sami, probar la comida tradicional, comprar souvenirs, visitar viviendas Sami y conocer a los mejores amigos de los Samis: los renos. Sápmi está localizado en Karasjok, al borde de
Finnmarksvidda.
Karasjok es la capital Sami, en la que se encuentran sus principales instituciones. Cuenta con casi 3.000 habitantes. Allí podrás experimentar la floreciente cultura Sami, visitar el Parlamento Sami de Noruega y a los 60.000 renos que pasan allí los meses del otoño y el invierno. El aeropuerto más cercano a Karasjok es Lakselv, situado a aproximadamente 75 km. (una hora de viaje). Kautokeino es el otro gran centro cultural Sami en Noruega.