Hoy, para variar, vamos a traer el testimonio de varios viajeros por las Islas Lofoten. Con ellos, hemos formado este post, en el que te descubrimos 8 poderosas razones para visitar las Islas. Dice así:

Si estás buscando perderte por uno de los destinos isleños más idílicos, te sorprenderás al saber que no hablamos de ningún lugar tropical, sino de un paraje situado cerca del Círculo Polar Ártico: las Islas Lofoten. El paisaje de las aquí es realmente impresionante, con cumbres montañosas escarpadas que se elevan sobre aguas heladas y condiciones meteorológicas, en el mejor de los casos, tumultuosas. A pesar de la difícil naturaleza del archipiélago, hay detalles maravillosos que hacen que éste sea uno de los lugares turísticos más asombrosos en Noruega. Las austeras casitas rojas de los pescadores, las hileras de bacalao colgando para secarse y las barcas que navegan lentamente a través de los fiordos para entregar el correo en zonas casi deshabitadas son algunos de estos detalles.

Es cierto que, quizás, no haya cocoteros ni palmeras meciéndose al viento, pero encontrarás una gran cantidad de motivos que harán que las Lofoten se conviertan en tus islas favoritas. Ya hemos hablado del top 10 de las Islas Lofoten en otro post. Y luego nos repetimos con una continuación del top. Hoy vamos a por la tercera, aunque esta vez sólo son 8:

1. Paisajes que te dejarán con la boca abierta. Puede sonar a cliché, pero estamos seguros de que te quedarás con la boca abierta cuando descubras las majestuosas cumbres de las montañas de las Lofoten. Es mucho más que una foto perfecta, ya que lo que hace que estas islas noruegas sean tan bonitas son los llamativos y tremendos contrastes que te esperan en todos los escondites que encontrarás a la vuelta de cada esquina.

lago de Reine en Noruega
2. Pequeñas y encantadoras ciudades. A pesar de la rudeza de la naturaleza de este archipiélago noruego, las Lofoten son unas islas totalmente encantadoras. Las ciudades más grandes, Leknes y Svolvaer, son bastante pequeñas, y la mayoría de los pueblos pueden pasarte desapercibidos si no exploras en profundidad. En tu viaje a las Lofoten, deberás vértelas con el clima y la aislada localización. Sin embargo, no cometas el error de pensar que por ello sus gentes serán también rudas o desagradables. Sus habitantes son tan entrañables como las coloridas ciudades a las llaman hogar.

foto del puerto de Leknes en las Lofoten
3. Actividades de aventura. Puede que los mejores días en las Lofoten sean los más sencillos. Las horas se te pasarán volando recorriendo los diferentes paisajes con un coche y una cámara. Sin embargo, los viajeros más activos e intrépidos también contarán con una amplia variedad de actividades para aprovechar su viaje al máximo. La gente llega desde todos los puntos del mundo sólo para poder disfrutar de las excepcionales oportunidades que el surf ofrece en este paraje. También acuden fans del montañismo, la pesca, el buceo, el kayak y las rutas en bicicleta. Ten en cuenta que los meses de verano son los mejores para aprovechar al máximo estos deportes; mientras que los fríos meses de invierno serán óptimos para la práctica del esquí.

Ciclismo y Turismo en Noruega
4. Los fabulosos fiordos. Noruega es conocida como “la tierra de los fiordos”, y las Islas Lofoten no son una excepción. La mejor forma de poder disfrutar de este espectáculo de la naturaleza es con un barco que te permita penetrar en el mar, entre las altas cumbres. Una buena idea puede ser saltar a bordo de uno de los barquitos de reparto de correo que lleva a cabo su jornada por el Fiordo de Reine. No sólo podrás asombrarte con vistas que te dejarán sin respiración, sino que también comprobarás que la gente de estos parajes puede llegar a vivir y prosperar en las zonas más recónditas.

Vistas al lago de Reine en Noruega
5. Las auroras boreales. Poder disfrutar de las auroras boreales una vez en la vida debería estar en la lista de cosas pendientes. Ver los remolinos de luces verdes y moradas bailando en el cielo es tan mágico como puedas llegar a imaginar. Las Islas Lofoten son un lugar muy recomendable para maravillarse con este espectáculo de color. Si puedes, programa tu viaje a Noruega entre septiembre y marzo, es la mejor época para divisar las luces del norte.

auroras boreales en Noruega
6. Sol de media noche.Si las duras condiciones climatológicas del invierno no son lo tuyo, entonces aprovecha los largos días de verano, época del sol de media noche, momento en el que el sol permanece en el horizonte hasta llegada la madrugada (cuando vuelve a levantarse). El tiempo más cálido y la cantidad de actividades deportivas disponibles hacen de esta época uno de los mejores momento para organizar tu viaje.

Sol de medianoche en cabo Norte
7. La permanencia de la tradición. Las Islas Lofoten están inmersas en cultura y tradición. Visita el Museo Vikingo para aprender más acerca de orígenes de los asentamientos de las Lofoten, o simplemente opta por dormir en una de las famosas robruer. Las robruer son las tradicionales cabañas rojas de pescadores que pueblan y dan color a las islas. Normalmente, las encontrarás en grupos algunas de ellas construidas en tierra firme y otras con sus postes hundidos en el agua. Algunas continúan habitadas por pescadores, aunque la mayoría están disponibles para alquilar. Eliassen Rorbuer es la cabaña de pescadores más antigua de las Lofoten, localizada en la diminuta isla de Hamnøy y probablemente uno de los mejores lugares en los que hospedarte.

Rorbu en las Islas Lofoten
8. La conservación de las playas. ¿Qué tipo de islas paradisiacas serían las Lofoten si no contasen con inmaculadas playas? Arena blanca, aguas turquesas y grandes montañas como telón de fondo hacen de las playas constituyen un lugar memorable, incluso aunque el agua esté un poco fría como para un baño. Las mejores playas se encuentran en la zona más remota de la costa norte de Moskenesøya, aunque para llegar a ellas tendrás que dar una caminata. Hay otras muchas playas disponibles para llegar hasta ellas en coche, pero éstas son las más llamativas.

Playa en Ramberg, Noruega